Exercícios de Formas de Tratamiento

Voltar para exercícios de Espanhol

Quer colocar o estudo em prática? O Stoodi tem exercícios de Formas de Tratamiento dos maiores vestibulares do Brasil.

Estude Espanhol com esses e mais de 30000 que caíram no ENEM, Fuvest, Unicamp, UFRJ, UNESP e muitos outros vestibulares!

Gerar PDF da Página
  1. 1. UERJ 2016
    Entre los vendedores y el cliente predomina el tratamiento formal, adecuado a ese contexto social. El fragmento que no representa un ejemplo de registro formal es:
  2. 2. UFMS 2004
    (Adaptada) Tu Menú Vuela a la carta CON EL NUEVO SERVICIO TU MENÚ* TÚ DECIDES.             Porque puedes elegir lo que más te apetece y combinarlo a tu gusto: desde un simple sándwich hasta un exquisito surtido de ibéricos y todo 1ello a precios razonables.  2Y si sólo quieres volar, sólo pagarás el vuelo. De esta manera podemos ofrecerte un precio más reducido en tu billete. Así, decides tú. *En clase Turista de vuelos domésticos, a Europa y Norte de África excepto Atenas, El Cairo, Dakar y Malabo. Extraído de Metro Directo, 27/02/2004.   Sobre la forma de tratamiento empleada en el texto, está correcto decir que
  3. 3. PUCRJ 2003
    Ámsterdam: prefieren bicicletas             La mejor forma de explorar Ámsterdam es en bicicleta o "fiets", como la llaman los holandeses. Por sólo seis euros al día, puedes hacerte del mejor y más eficaz medio de transporte en la ciudad. Sin embargo, también podría resultar en una amarga experiencia, pues el robo de bicicleta es uno de los principales delitos en la capital holandesa.             De acuerdo con la Policía de Ámsterdam, de los 105 mil crímenes callejeros que se reportan cada año, el 23.6 por ciento corresponde a los carteristas, y un 14.1 por ciento a "los maestros del candado". De ahí que no sería extraño que al regresar de comprar un refresco o un par de postales, te encuentres con que la bicicleta se ha "esfumado".             De acuerdo con las autoridades, los vagabundos y toxicómanos son los principales responsables del robo de carteras y documentos, mientras que el atraco de bicicletas está en manos de adolescentes y gente especializada en la materia.             La mayor parte de los delitos contra turistas ocurren en la Estación Central de Trenes, en la Zona Roja y en el área de Leidseplein y Rembrandtplein, las partes más populares de la ciudad durante la noche.             En caso de robo acude a cualquiera de las 30 localidades de la Policía ("Politie") de Ámsterdam. La asistencia se da en holandés e inglés, y en algunos casos en alemán, francés y español. También puedes solicitar ayuda al número de emergencia: 112.  Inder Bugarín para Grupo Reforma. México, 17 de agosto de 2002   Señale la opción que representa el tratamiento informal del lenguaje:
  4. 4. PUCRJ 2002
    EL CONSUMO VUELVE TIRANOS A LOS CHICOS             "Dame, comprame, traeme... "Asociado a la frenética carrera por el consumo, los especialistas de la Sociedad Argentina de Terapia Familiar (SATF) detectaron recientemente un problema cada vez más recurrente entre familias de clase media urbana, sobre todo en aquellas de mejor posición económica: el fenómeno de los niños tiranos. No cuesta mucho reconocerlos. Son esos chicos que exigen sin límites a sus padres y que no soportan un "no".             "La psicología de los '70 planteó con insistencia la idea de privilegiar el deseo de los niños y la necesidad de evitarles frustraciones -afirma la licenciada Irene Loyácono, presidenta de la SATF-. Así, muy a menudo, la clase media ha criado pequeños tiranuelos, hijos que reclaman, demandan y piden de todo. Y si los papás dicen que no, se convierten en niños malos... Estos chicos crecen con la idea de que tener es su derecho, se sienten príncipes que merecen todo lo que reciben y no necesitan agradecer. Este estilo de crianza les hace mucho daño."             La licenciada Loyácono advierte que poner en manos de los niños el poder de pedir, aprobar o desaprobar a los padres implica otorgarles un arma que no saben usar y que tarde o temprano los hará sentir mal.             "Un chico demandante, lleno de berrinches y caprichos, no es un niño feliz, aunque los padres crean que diciéndole que sí a todo lo pasará mejor", agrega la psicóloga, quien afirma que la felicidad infantil no se compone únicamente de los juegos, la diversión y una vida sin preocupaciones, sino también, de la necesidad de aprender de la frustración.             "La frustración es parte de la vida, y en algún momento hay que enfrentarla -afirma Loyácono-. La baja tolerancia a la frustración en realidad es un deficit, y está ligado a la aparición de gran sufrimiento emocional y a conductas de cortocircuito. El riesgo es que un chico al que nunca se le dice que no luego no tolera sentirse frustrado, y esto puede dar lugar, más adelante, a debilidad, inmadurez, violencia, adicciones".             "El no de un padre frustra, pero también organiza: traza límites. Lo importante es que esos límites sean razonables, no autoritarios", agrega Loyácono.             El consumismo es directamente proporcional a la capacidad económica. "Porque se puede, en algunas casas se vive en términos de marcas y de nuevos productos -continúa Irene Loyácono-. Las conversaciones son en torno del acceso al consumo, la competencia es por quién tiene las cosas de última generación. Esto otorga muy poco sentido a la vida. Pero esta carrera vertiginosa por tener se topa con la precarización de la economía.             Licenciada Irene Loyácono Presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Familiar.  Periódico La Nación, 15 de agosto de 2001.     "Dame, comprame, traeme". Las formas verbales expresan tratamiento:
  5. 5. UERJ 1998
    Aprenda a defenderse de los abusos Fórmulas magistrales para hacer valer nuestros derechos             Comprar departamento, solicitar una jubilación, acceder a una hipoteca, reclamar por una mala reparación, hacer un viaje, contratar a un abogado, desalojar a un inquilino moroso. A diario nos encontramos con situaciones difíciles, fraudes y decepciones, después de contratar un servicio. La mayoría de las quejas que se reciben en las asociaciones de consumidores se refieren a la compraventa de artículos para el hogar, servicios públicos privatizados, calidad de los alimentos. Para poder dar una respuesta satisfactoria deberíamos ser todos abogados y dedicar gran parte de nuestro tiempo a interponer demandas, querellas y recursos. Pero esto no podemos hacerlo.             No obstante, existen vías amistosas, organizaciones de defensa del consumidor, defensores del pueblo, mediadores, que pueden resolver con facilidad los problemas típicos de todos los días. - Es mejor arreglar las cosas amistosamente             Los medios masivos de comunicación posibilitan a los pobladores de todo el país conocer los derechos que tienen como personas, consumidores y contribuyentes. Pero la justicia es lenta y es sabido que una sentencia que se hace esperar demasiado, a veces no es tan buena. Por esta razón es aconsejable emplear todo tipo de recursos amistosos antes de llegar a los estrados judiciales. La mediación obligatoria, previa a ciertos juicios en lo civil y comercial, acerca a las partes en conflicto que, en muchas oportunidades, optan por solucionar sus diferencias rápidamente por esta vía en lugar de afrontar un largo juicio. En cuanto a los pleitos originados en el consumo cotidiano, pueden dirimirse con la intervención de organismos gubernamentales o de asociaciones de defensa del consumidor. El proyecto de creación de Tribunales Nacionales de Menor Cuantía aún no se ha convertido en ley. Su sanción resolvería en forma ágil y barata estos últimos problemas que, al dejar indefensos a los consumidores, contribuyen a veces a quitar su sueño. - Los derechos del consumidor tienen rango constitucional             La Constitución Nacional, reformada en 1994, enumera en su capítulo segundo nuevos derechos y garantías. Uno de ellos es la protección a los consumidores y usuarios de bienes y servicios prevista en el artículo 42. La ley 24.240, reglamentada a fines del mismo año, establece cláusulas referentes a la información del consumidor, la protección de la salud, las condiciones de la oferta y de la venta, las garantías, las modalidades de la prestación de servicios, la venta domiciliaria o por correspondencia. Además, dispone que la interpretación del contrato se hará en el sentido más favorable para el consumidor. Dra. Yolanda Bronstein de Vitaver  Muy Interesante - Nº 143 SEPTIEMBRE 1997, p. 64    Se identifica el tratamiento "usted" dado al lector en el siguiente fragmento:
  6. 6. UERJ 2017
    CAPERUCITA ROJA  Érase una vez una niña llamada Caperucita Roja que vivía con su madre en la linde de un bosque. Un día, su madre le pidió que llevara una cesta con fruta fresca y agua mineral a casa de su abuela, pero no porque lo considerara una labor propia de mujeres, atención, sino porque ello representaba un acto generoso que contribuía a afianzar la sensación de comunidad. De camino a casa de su abuela, Caperucita Roja se vio abordada por un lobo que le preguntó qué llevaba en la cesta. – Un saludable tentempié para mi abuela – respondió. – No sé si sabes, querida, que es peligroso para una niña pequeña recorrer sola estos bosques. – Encuentro esa observación sexista y en extremo insultante, pero haré caso omiso de ella. Y ahora, si me perdonas, debo continuar mi camino – respondió Caperucita. El lobo conocía una ruta más rápida para llegar a casa de la abuela. Tras irrumpir bruscamente en ella, devoró a la anciana, adoptando con ello una línea de conducta completamente válida para cualquier carnívoro. 1A continuación, se puso el camisón de la abuela y se acurrucó en el lecho. Caperucita Roja entró en la cabaña y dijo: 2– Abuela, te he traído algunas chucherías bajas en calorías y en sodio. – Acércate más, criatura, para que pueda verte – dijo suavemente el lobo desde el lecho. – ¡Oh! – repuso Caperucita. Pero, abuela, ¡qué ojos tan grandes tienes! 3 – Han visto mucho y han perdonado mucho, querida. – Y, abuela, ¡qué nariz tan grande tienes!... – Ha olido mucho y ha perdonado mucho, querida. 4 – Y… ¡qué dientes tan grandes tienes! – Soy feliz de ser quien soy y lo que soy – respondió el lobo y, saltando de la cama, aferró a Caperucita Roja con sus garras, dispuesto a devorarla. Caperucita gritó y sus gritos llegaron a oídos de un operario de la industria maderera que pasaba por allí. Al entrar en la cabaña, advirtió el revuelo y trató de intervenir. Pero apenas había alzado su hacha cuando tanto el lobo como Caperucita Roja se detuvieron simultáneamente. 5 – ¿Puede saberse con exactitud qué cree usted que está haciendo? – inquirió Caperucita. El operario maderero parpadeó e intentó responder, pero no conseguía. 6 – ¡Se cree acaso que puede usted irrumpir aquí y delegar su capacidad de reflexión en el arma que lleva consigo! – prosiguió Caperucita. ¡Sexista! ¡Racista! 7¿Cómo se atreve a dar por sentado que las mujeres y los lobos no son capaces de resolver sus propias diferencias sin la ayuda de un hombre? Al oír el apasionado discurso de Caperucita, la abuela saltó de la panza del lobo, arrebató el hacha al operario maderero y le cortó la cabeza. Concluida la odisea, Caperucita, la abuela y el lobo decidieron instaurar una forma alternativa de comunidad basada en la cooperación y el respeto mutuos y, juntos, vivieron felices en los bosques para siempre.  (algundiaenalgunaparte.com)   En el texto, los personajes dialogan con diferentes grados de formalidad. En cuanto al uso de las formas de tratamiento, se encuentra una marca de formalidad en el siguiente fragmento:
  7. 7. UFRRJ 2004
    Este sitio es patrocinado por la Fundación Criativa Doris Duke             Sea amigo de un padre o madre que conozca. Pregúntele cómo están sus hijos. Básese en  sus propias experiencias para ofrecer seguridad y apoyo. Si le parece que esa madre o ese padre está desesperado, ofrézcase a cuidar a sus hijos o encargarse de algún mandado... o simplemente escúchelo como amigo. Demuéstrele su comprensión.             Sé amigo de un niño que conozcas. Recuerde su nombre. Sonríale cada vez que le hable. Pregúntele cómo fue su día en la escuela, o envíele una postal. Demuéstrele que a usted le importa.             Proponga a sus vecinos compartir la responsabilidad del bienestar de los niños propios y ajenos. Fomente un espíritu de apoyo entre los padres y madres de su edificio o de su cuadra. Demuéstreles que se ha fijado un compromiso.             Regale su ropa, muebles y juguetes usados para que otra familia les aproveche. Esto puede ayudar a aliviar el estrés causado por las necesidades económicas que a veces hace que los padres se desquiten con sus hijos.             Ofrezca su tiempo y dinero como voluntario en programas dentro de su comunidad que brinden apoyo a niños y padres, como los grupos de apoyo para padres o los centros de cuidado infantil diurno.         www.preventchilddabulce.org/espanhol/remember-risk-factor.hotmail Capturado em: 28/06/2003.   La frase "Ofrezca su tiempo y dinero como voluntario", indica un tratamiento emisor - receptor de
  8. 8. UFPB 2010
    Como nosotros (de Ruben Blades) Tiempo: Llévame de vuelta a los días cuando corría con mi perro a la tienda del Chino, a comprar diez centavos de pan y cinco de queso blanco. Devuélveme las tardes cuando la mano de mi abuela me llevaba hasta el final de la Calle 13 Oeste, en Santa Ana, a ver el Mar del Sur. Regrésame a las noches cuando el aroma a jazmín sembrado en latas, se derramaba desde los balcones por todas las calles de San Felipe.   Cuando era niño mi barrio era un continente y cada calle era un camino a la aventura. En cada esquina una memoria inolvidable, en cada cuarto una esperanza, ya madura. En nuestros viajes de ida y vuelta a los luceros fuimos piratas, saltimbanquis y vaqueros. Nuestra pobreza nunca conquistó el dinero, pero en las casas nunca se rindió el "yo puedo". Me iba a la cama con la fe del que ganó, me despertaba con la paz del que aprendió que lo importante en esta vida es el tratar, que lo que cuesta es lo que no voy a olvidar. Crecí luchando, como los otros, los que crecieron como yo, de humilde cuna, con su fortuna hecha de sueños, como yo, como yo.   Mi adolescencia no fue fácil de llevar: como tratar de atar un zapato al caminar. Nuestra inocencia retrocede al comprender que, en la vida real, la injusticia puede golear a la verdad. Muere familia, se nos va el primer amor, se confunde lo que una vez se afirmó; una mudanza deja al viejo barrio atrás, crece el bigote y la responsabilidad ... Trabajaba y pensaba si otros, como yo, siendo tan jóvenes sentían mi soledad, si aún compartían nuestras almas la ilusión de que el muchacho siempre triunfara al final. Me preguntaba si aún habría otros, como nosotros, como yo, aún resistiendo, aún sin rendirse, aún recordando, como yo, como yo.   Y en la curva de los años me encontré con los muchachos con los que solía jugar, con los que senderos de estrellas caminé, cuando el horizonte era un atajo sobre el mar. Y recobramos las memorias con café, y nos tratamos aún de tú, y no de usted, y reafirmamos la lección que el tiempo da: que cuando hay vida siempre hay posibilidad. La lucha sigue y sobrevive como nosotros, como yo, y en otros barrios hay otros niños como nosotros, como yo, como yo.   Como nosotros.   Disponível em: . Acesso em: 14 set. 2009. (Texto adaptado)    En el contexto del siguiente verso: “y nos tratamos aún de tú, y no de usted,”, el uso de la forma de tratamiento tú revela:
  9. 9. Stoodi
    Observe as frases abaixo: I- ¿Cómo se llaman tus hermanos, Pepe? II - Buenos días, doña Marta. III - ¿Cómo le va? IV - Mira Pedro, te presento a mi hermana. V - ¿Y sus padres, cómo se llaman? Em qual ou quais frases se observa o uso do tratamento formal:
  10. 10. FMP 2017
    Teniendo en cuenta los Textos I y II, en lo que se refiere al tipo de tratamiento usado en la lengua, se verifica que:
  11. 11. Stoodi
    Observe as frases abaixo: I- ¿Cómo se llaman tus hermanos, Pepe? II - Buenos días, Marta. ¿Cómo estás? III - ¿Cómo le va? IV - Mire Pedro, le presento a mi hermana. V - ¿Y tus padres, cómo se llaman? Em qual ou quais frases se observa o uso do tratamento informal:
  12. 12. UFPR 2012
    Sobre la forma de tratamiento utilizada en las dos tiras, es correcto afirmar:
  13. 13. Stoodi
    De tú o de usted. ¿Cómo tratar a otra persona? ¿Cuándo hacerlo? Cuando nos presentan a una persona, o charlamos con otras personas, surge el "inconveniente" de cómo tratar a la misma. Diremos que siempre, y por vicio, el tratamiento debe ser de usted. No se puede utilizar el tú de forma directa, aunque siempre utilicemos alguna excusa para justificar este tratamiento (es más joven que nosotros, es un empleado de un establecimiento, etc.). No es un comportamiento educado tutear "de forma directa" a una persona que no conocemos. La mejor fórmula es utilizar siempre la fórmula de "usted" hasta que el propio interesado nos indique lo contrario. Y si no lo hace, debemos seguir utilizando el usted siempre. Hay que diferenciar a los jóvenes de las personas mayores. Entre los jóvenes está más admitido el tuteo, pero debemos esperar a que nos lo digan. Entre los mayores será fácil que no digan nada acerca del tuteo y prefieran que se les trate de usted. Tutear no significa ser más moderno o ser más abierto, sino una considerable falta de educación e incluso de respeto hacia la otra persona. En este tipo de tratamiento no hay sexos, es decir, se debe tratar de usted lo mismo a una mujer que a un hombre. Ahora bien, si en otras ocasiones ya hemos obtenido el consentimiento de esa persona para poderla tutear, entonces podremos aplicar este tratamiento. Por lo tanto, como hemos explicado anteriormente, evite el tuteo tanto en sus relaciones laborales como sociales, si no se le indica lo contrario. Existen algunas ocasiones, en que se asimila el tuteo sin una proposición previa cuando nos presentan a una persona de nuestra misma edad y similar categoría. Una presentación entre amigos, compañeros de trabajo, etc. Pero recordamos, que lo más prudente es, siempre, empezar por el tratamiento de usted. (Texto adaptado – Acceso el 10/02/14 - http://www.protocolo.org/social/tratamientos/de_tu_o_de_usted_como_tratar_a_otra_persona_cuando_hacerlo.html)   De acordo com o texto:
Gerar PDF da Página
Conta de email não verificada

Não foi possível realizar o seu cadastro com a sua conta do Facebook pois o seu email não está confirmado no Facebook.

Clique aqui para ver como confirmar sua conta de email no Facebook ou complete seu cadastro por aqui.

Entendi
Clicando em "Criar perfil", você aceita os termos de uso do Stoodi.
Tem perfil no Stoodi? Fazer Login