Tenha acesso completo ao Stoodi

Assine o Stoodi e prepare-se para o ENEM com nossos conteúdos exclusivos!

MACKENZIE 2012

¡Atención, atención!

La pareja joven brasileña, con aire de clase media alta, entró en el ascensor de mi hotel en Buenos Aires y ni él ni ella advirtieron mi presencia o la consideraron digna de un saludo. Él consultaba su Blackberry. Ella hablaba rápido por el iPhone, al tiempo que empujaba el carrito en el que iba un bebé de espléndidos CARRILLOS rosados mordiendo un chupete. Además de morder el chupete, el bebé movía con rapidez experta un gordo dedo índice sobre la pantalla de un iPad en el que se agitaban a toda velocidad los monigotes de un juego de dibujos animados.

 

La familia entera ignoraba con el mismo éxito el mundo exterior y cada uno andaba sumergido en el suyo propio. Mirándolos a los tres, en el breve trayecto de ascensor, me sentí casi una antigualla, un cincuentón canoso adicto TODAVÍA a la anacrónica costumbre de mirar a los demás, de estar más o menos presente en el lugar y en el tiempo en los que se encuentra de verdad, (…) observando el espectáculo desorganizado de la vida real y no las imágenes vertiginosas de una película de acción o de un videojuego; intercambiando gestos y palabras con personas de carne y hueso, algunas amables, otras hostiles, otras misteriosas, todas reales. 

Extraído y adaptado de Muy Interesante - julio de 2011 - Antonio Muñoz Molina

 

En el texto, la palabra TODAVÍA, destacada, se puede sustituir por:

Escolha uma das alternativas.